Acusa CUEP que estudiante fue ultrajada por policías municipales

Fernando Castillo @fercastillo10

Tras el desalojo del plantón en el zócalo de Puebla, el pasado domingo en la madrugada integrantes del Colectivo Universitario por la Educación Popular (CUEP), denunciaron esta mañana que su compañera Noelia Herrera Martínez de 18 años, se encuentra delicada de salud debido a que existe la posibilidad de haber sido ultrajada por policías municipales

.En rueda de prensa en compañía del Movimiento por la Alternativa Social (MAS), las estudiantes de la BUAP; Julia López de la facultad de Biología y Victoria Tello de Derecho, acusaron a los policías municipales y “porriles” de haber ultrajado a su compañera la madrugada del próximo domingo.

Victoria Tello dijo que entre los ocho universitarios desaparecidos se encontraba su compañera, todos ellos fueron torturados y amenazados que serían asesinados y quemados al igual que los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Los restantes de sus compañeros que quedaron en el Zócalo de Puebla y que también fueron heridos de gravedad tras la paliza, se trasladaron al Hospital Universitario ya que es un derecho de los estudiantes; sin embargo, los médicos en turno les negaron en un principio el ingreso para ser atendidos, pues desde las autoridades ya habían alertado que no los recibieran en ningún nosocomio de la capital poblana.

“No hemos recibido apoyo por parte de rectoría como se había mencionado, ese día no nos querían atender en el hospital y tuvimos que hablar con el subdirector y fue quien nos dio la facilidad para entrar. A los compañeros los valoraron de una forma negligente y ahorita volvieron a revalorar a otra compañera y al parecer es más grave de lo que tiene. No nos dieron estudios, ni un informe médico”, dijo.

“Mi compañera esta muy mal, sigue evacuando sangre, tiene muchas heridas y es probable que haya sido violada por los policías municipales. Lleva dos días muy grave en una clínica particular porque hasta en la Cruz Roja se nos fue negada la atención médica”, dijo con lagrimas en los ojos.

Ante la represión que vivieron el pasado domingo en la madrugada responsabilizaron directamente al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, al edil Antonio Gali Fayad y al rector de la BUAP Alfonso Esparza Ortíz, de los hechos ocurridos y de la violación a sus derechos humanos.

La estudiante de la carrera de Derecho y Ciencias Políticas de la BUAP, dijo que también se les fue negada la atención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH), por lo que amagó en que acudirán a la CNDH a interponer una queja por violación a los derechos humanos ya que fueron amedrentados y torturados por manifestarse en un lugar público.

“La atención de la CDH se nos fue negada y nos dijeron que solo podían ir como observadores, si llegaron al hospital pero solo a ver que se nos diera atención médica. Por el momento pedimos que CNDH envíe un médico legista porque precisamente ni la Cruz Roja ni el HU, nos ha querido responder pues no nos han dado análisis”, dijo

En este contexto, Julia López de la facultad de biología anunció que el jueves realizarán un marcha que partirá de Ciudad Universitaria, pasará por Plaza Dorada y concluirá en el Carolino.

Exhortó a la comunidad universitaria a que denuncien para que este caso no quede impune pues ya habido amenaza en contra de varios compañeros pues les están sembrando delitos a los integrantes del CUEP, pues existe la posibilidad de que las autoridades giren ordenes de aprehensión.

“Hacemos un llamado a la unidad con toda la comunidad universitaria, para que nos apoyen”, dijo.

Por su parte el magisterio de la sección 51 y 23 que están aglutinados con la Coordinadora reprobaron los hechos del pasado domingo por parte del rector Alfonso Esparza Ortíz y del edil José Antonio Gali Fayad, así como todo el cuerpo de seguridad que amedrentó a los jóvenes. Por lo que exigieron de manera inmediata la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Asimismo, respaldaron las justas demandas de los universitarios quienes luchan por una educación justa, gratuita, científica, laica, sin distinción de clases, ajena a toda política mercantilista.

En su intervención el integrante de MAS, Marco Antonio Mazatle reprobó los hechos y dijo que indudablemente Alfonso Esparza es un trabajador más del ejecutivo ya que no hay autonomía en la Máxima Casa de Estudios para defender los interés de los universitarios.

Por la tarde de este martes el CUEP, presentó una denuncia de manera formal ante la Procuraduría de Justicia del Estado de Puebla, con el objetivo de deslindar responsabilidades en contra de sus agresores.

 62 total views,  5 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Gali Fayad bufón de día, represor de noche

jue Feb 12 , 2015
Fernando Castillo @fercastillo10 Columna: Controversia Política Estamos hartos de la represión en contra de estudiantes en México, parece que a las autoridades no les basto la desaparición y muerte de los 43 normalistas de la Escuela Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa. En Puebla no estamos lejos del ámbito nacional pues el […]

Redes Sociales