Poblanos regresan a panteones a vivir el Día de Muertos

Por María Flores

Es Día de Muertos y el Panteón Municipal de Puebla abrió sus puertas. La pandemia del covid-19 sigue, no ha terminado, pero las autoridades de salud y el ayuntamiento hicieron una excepción este año y permitieron el acceso de las personas.

Dos unidades de la policía municipal y una ambulancia, se ubicaron en el acceso y estuvieron pendientes de cualquier situación que se pudo presentar este martes 2 de noviembre, el último día de la llegada de los fieles difuntos.

Controversia recorrió el camposanto donde personal del gobierno capitalino repartió cubrebocas en la puerta de ingreso y dio gel antibacterial a los visitantes, uno de los requisitos obligatorios para entrar. Este año no hubo mariachis ni grupos musicales y tampoco permiso para ingresar alimentos y comer frente a las tumbas.

En 2020, cuando el coronavirus enfermaba y arrebataba la vida de muchos poblanos el panteón de la ciudad permaneció cerrado. Las familias no pudieron visitar a sus difuntos. Este año fue diferente,  regresaron para recordar a los suyos junto a sus sepulcros, la mayoría descuidados por la falta de limpieza.

Desde que cruzaban por la puerta del cementerio, las personas se perdían a lo largo del camposanto, llevaban flores para adornar y palas para arreglar las tumbas de sus seres queridos.

La estancia fue de solo de 30 minutos, en grupos de personas reducidos, la mayoría de la gente usó gorra y sombrero. El golpe del sol de mediodía fue incontenible.

Las personas caminaron por el acceso principal del panteón a pie, hasta encontrarse con las tumbas de sus muertos. Unos llegaban y otros se iban. Se apresuraban a retirar la hierba crecida, lavar las lápidas y dejar las flores de cempasúchil y terciopelo en sus cuatro esquinas.

Adriana Garfias visitó a su mamá después de 19 meses de la pandemia, dijo sentirse contenta de poder volver a dejarle flores y recordarla en estas fechas.

“Mi madre lo era todo para mí, lo menosque puedo hacer es venir a visitarle y traerle sus flores”, expresó la poblana que permaneció sola sentada frente a la cripta de su ser querido.

Como ella, otros poblanos llenaron de globos, papel picado, flores blancas y rosas, las tumbas que por meses permanecieron abandonadas por el cierre de los panteones.

Así, este 2 de noviembre pasará el Día de Muertos y las personas aprovecharon para volver al cementerio, orar, llorar y platicar con los seres que quisieron en vida y que ya no están con ellos en este mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Responden poblanos al llamado del gobernador; acuden con víveres al centro de acopio del SEDIF

mar Nov 2 , 2021
En solidaridad con la población afectada por la explosión registrada el domingo pasado en San Pablo Xochimehuacan, poblanas y poblanos respondieron al llamado del gobernador Miguel Barbosa Huerta, al donar víveres en el centro de acopio que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Puebla (SEDIF) […]

Redes Sociales