En Ecuador recogen 350 cadáveres en las calles por Covid-19

En Ecuador, el segundo país más afectado por el nuevo coronavirus en Latinoamérica, las autoridades afrontan, desde hace varios días, problemas para recoger cadáveres en la ciudad de Guayaquil, la más golpeada por el brote.

Se reportan muertes desde barrios populares hasta zonas turísticas, en medio de la desesperación de los familiares por la falta de ayuda.

El gobierno ha reconocido dificultades para retirar los cadáveres de los fallecidos en sus hogares, sin tener la certeza de que estaban contagiados con el virus, debido a la restricción de circulación, el toque de queda y el nerviosismo de la población.

Además, las autoridades han reconocido que hay cadáveres en los hospitales que no han sido retirados por familiares, sin precisar el número.

Denuncias ciudadanas en redes sociales y reportes de la prensa internacional dan cuenta de la grave crisis que atraviesa Guayaquil, donde incluso se han documentado casos de cuerpos sin vida a plena calle.

La provincia de Guayas, donde se ubica Guayaquil, abarca más del 70% del total de contagiados del virus en Ecuador, que este martes sumaron mil 937 casos positivos, de los cuales 60 han muerto, según los datos oficiales.

Un testigo de Reuters vio el lunes el cuerpo de un hombre en una acera, debajo de una sábana azul cerca de una zona turística en el centro de Guayaquil. Los policías consultados sobre el tema dijeron que el hombre colapsó mientras hacía fila para hacer compras.

Sin embargo, no se pudo confirmar de inmediato la identidad de la persona ni la causa de su muerte, pero al regresar al lugar horas más tarde el cuerpo había sido retirado, según el testigo.

La intención del gobierno es que todos, no sólo los fallecidos por Covid-19, sino todos los personas que fallezcan estos días en la ciudad de Guayaquil (…) deben tener un entierro digno, acompañado del representante de la religión que profese”, dijo el vicepresidente Otto Sonnenholzner en una rueda de prensa virtual.

El gobierno creó además una fuerza especial, que incluye a militares y se encargará del levantamiento y entierro de los cuerpos, al tiempo que instaló un cementerio público.

FUNERARIAS SIN CAPACIDAD

Luiggi Ponce, de 22 años, pedía ayuda el lunes para que se retire el cuerpo de un familiar desde su domicilio ubicado en un barrio popular de Guayaquil. Mi tío murió hace cuatro días, con neumonía, tenía fiebre, no podía respirar, tenía todos los síntomas”, dijo Ponce por teléfono. El cuerpo está totalmente envuelto en plástico, toda la casa huele feo, viven en casa cinco niños y siete adultos”, señaló.

En las afueras de cementerios se han registrado largas filas de familiares en busca de un lugar para enterrar a un familiar, según imágenes de medios locales, pero sus directivos han reconocido que su capacidad de respuesta resultó inferior para la emergencia sanitaria.

Se pueden realizar entre 24 ó 25 procesos de cremación al día, pero el problema es que la cantidad de fallecidos es mayor, entonces no se abastece”, dijo.

Sebastián Barahona, coordinador de la Federación Nacional de Funerarias, a Reuters. En Guayaquil hay al menos cinco veces más el número de fallecidos que un mes normal”, dijo.

La capacidad de respuesta nuestra no es la misma a la que necesita esta emergencia”, advirtió.

Con información de Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Muertos en calles, dolor Guayaquil está en ‘shock’ por Covid-19

jue Abr 2 , 2020
Rosa se quedó con el cuerpo de su esposo en casa por un día antes de lograr que lo retiraran.En las calles también los cadáveres esperan. La pandemia trastocó el trato a los muertos en Guayaquil, alimentando la sensación de horror en la ciudad más poblada de Ecuador. Share Share Tweet […]

Redes Sociales