Bandas criminales desplazan de manera forzada al 40% de los dueños de los 6 mil departamentos en La Margarita

La Jornada de Oriente/Por Yadira Llaven Anzures

El 40 por ciento de los dueños originales de los 6 mil 12 departamentos de la Unidad Habitacional La Margarita han sido desplazados de manera forzada por las agrupaciones criminales que operan en el lugar, donde controlan el ambulantaje, el robo de autopartes, los asaltos con violencia, la prostitución y el narcomenudeo.

Así lo denunciaron este jueves “Vecinos Organizados de La Margarita”, integrado por los colonos Fabiola Romero Reyes, Jorge Hernández López, Gabriela Martínez y Carmen Torres.

Informaron que la mayoría de los propietarios se han visto obligado a vender o rentar su casa, para evitar la inseguridad y proteger a sus familias.

En entrevista, Fabiola Romero Reyes, quien lleva viviendo 30 años en La Margarita, donde convive con otras 45 mil personas, acusó que está decepcionados del gobierno de la ciudad que encabeza Claudia Rivera Vivanco, a falta de resultados en materia de seguridad pública.

En el caso específico de la unidad habitacional, advirtió que se está organizando de manera particular para frenar la inseguridad, tomando cursos de defensa personal y vigilándose entre ellos.

Lo anterior, tras revelar que el programa “Vecino Vigilante” ha sido desmantelado por la austeridad de la administración municipal.

“Vecino vigilante sólo cuenta con lonas para advertir a la delincuencia que estamos organizados, pero no nos dota de alarmas, cámaras ni silbatos; estamos desprotegidos y nos dicen que nosotros compremos los aparatos”, declaró Romero Reyes, tras reclamar que el ayuntamiento está más preocupado en la recaudación de impuestos que en dar solución a sus demandas.

La vecina informó que en el proceso electoral de 2018 se dio todo el respaldo a la alcalde Claudia Rivera, quien no ha regresado a La Margarita para atender las demandas incumplidas de sus habitantes.

Como prueba de la difícil situación de inseguridad que viven presentó fotografías impresas, donde se puede observar que los estacionamientos de las viviendas están siendo rentadas a los derechohabientes del Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero también como bodegas del comercio informal.

En tanto, señaló que las áreas verdes y camellones de la unidad también son utilizados para la instalación de casetas de venta de alimentos.

En ese sentido, responsabilizó al dirigente Antonio Ordaz, de la Federación de Comerciantes Doroteo Arango, así como a la agrupación Antorcha Campesina, de poner el desorden en La Margarita, al controlar los negocios ilícitos.

Sumó que el líder ambulante cuenta con el respaldo del gobierno municipal, pues a pesar que hubo un operativo de desalojo de vendedores hace dos meses, lo cierto –denunció- es que al segundo día estaban de regreso en las calles de la unidad.

“Pedimos el apoyo a la alcalde y al secretario de Gobernación, pero no hemos visto resultados de controlar a los ambulantes, y por eso estamos dispuestos a volver a cerrar las calles si es necesario hasta que nos resuelvan la problemática”, demandó Fabiola Romero.

Incluso, dijo que el hecho de hacer las denuncias públicas a los medios de comunicación le ha valido amenazas de muerte, por lo que solicitó el respaldo de las autoridades.

Lamentó que en el último año la inseguridad haya incrementado en La Margarita con el sobrecupo del Hospital del IMSS, a raíz de la desaparición del nosocomio de San Alejandro.

Afirmó que en cualquier hora del día se ven a jóvenes asaltando no sólo a los colonos sino a los usuarios de los servicios del Seguro Social.

“Les quitan la cartera, las cadenas, los autopartes y hasta se han robado coches; hace unos días hubo una balacera y los vecinos decidimos ya no salir de nuestras casas después de las 8 de la noche”, denunció, luego de admitir que han recurrido a una especie de “toque de queda” para no ser vulnerables a robos y asaltos.

Al final, solicitó a las autoridades municipales a que “se pongan las pilas” y se ponga un freno a la inseguridad y a las bandas que operan en La Margarita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Poco interés para emitir sufragio

vie May 31 , 2019
Ensalada Política/Por Josefina Zárate López Si las elecciones del 2018 se significaron por el robo de urnas, amenazas y gente armada inhibiendo la votación, en 2019 el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene que asegurar a los poblanos que nada de eso ocurrirá. Share Share Tweet Email

Redes Sociales