Delincuentes en Puebla no le temen ni a Dios: roban en iglesias y asaltan a sacerdotes

Delincuentes en Puebla no le temen ni a Dios: roban en iglesias y asaltan a sacerdotes

La inseguridad que azota a Puebla no discrimina ni tiene “temor de Dios”, ciudadanos de todas las edades y condiciones sociales han sido víctimas de asaltos y robos, entre ellos quienes pertenecen a la iglesia católica.

Aunque la arquidiócesis de Puebla desconoce el número exacto de ilícitos en templos o contra sacerdotes, el arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa, dijo que la recomendación a sus pastores es extremar medidas de seguridad.

Uno de los casos más recientes se registró en Huauchinango el pasado 5 de septiembre, cuando sujetos ingresaron a la capilla de la Virgen de Guadalupe, en la parroquia de Santa María La Asociación, y sustrajeron una alcancía, diversos objetos y las memorias electrónicas de las cámaras de seguridad.

Para lograr el atraco, amordazaron al párroco del lugar y al sacristán. La arquidiócesis de Puebla dijo no contar con reportes del hecho, aunque información publicada en la zona consigna que el prelado no sufrió lesiones.

Otros Casos

Desde los primeros meses del año se registraron incidentes de este tipo en diferentes puntos.

El 14 febrero sujetos dispararon armas de fuego para amedrentar al párroco de Jesús Nazareno, en el municipio de Ciudad Serdán, Aunque el sacerdote resultó ileso, le fue robado su vehículo, un Jetta de color azul marino, con placas TYH 7024, mientras circulaba en el camino entre Rancho viejo y Rancho Nuevo.

Por otra parte, el pasado 11 de abril, el sacerdote Ambrosio Arellano, de 78 años, fue encontrado maniatado en su domicilio en la colonia Lomas 5 de Mayo Informó a sus familiares que unos sujetos ingresaron a su domicilio para agredirlo y posteriormente llevarse su vehículo.

El 31 de mayo, al coordinador de la Pastoral de Migración de la arquidiócesis, Gustavo Rodríguez Zárate, le robaron su vehículo afuera del templo que dirige en la junta auxiliar de La Libertad.

La unidad robada fue Nissan Tsuru, de color blanco, modelo 2013, con placas TXS 53-17 de Puebla, que se encontraba estacionado sobre la calle 45 Norte entre la 2 y 4 Poniente.

Con información de Tribuna