Tengo la salud para gobernar Puebla, vivo mi plenitud en absoluto: Barbosa

Tengo la salud para gobernar Puebla, vivo mi plenitud en absoluto: Barbosa

Por Fernando Castillo

Tengo salud para gobernar y vivo un nivel de plenitud en absoluto, sentenció el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien retó a sus adversarios políticos que lo critican por la diabetes que padece a trabajar con él una semana para ver si aguantan el nivel de ritmo con el que ejerce el poder Ejecutivo todos los días.

El mandatario estatal de Morena acusó que sus adversarios políticos lo han querido “dañar” durante los fines de semana con señalamientos relacionados con su estado de salud, al asegurar que lo hospitalizaron, debido a que padece una enfermedad crónica y le amputaron el pie derecho cuando fue senador; sin embargo, dijo que sus versiones están perdidas ya que el trabaja todos los días de 7:00 am a las 23:00 horas. 

“No seré el portento de salud que otros pueden presumir, pero tengo salud para gobernar, así como les decía en campaña cuando me acusaban con lo mismo, tengo la salud para ganar y la salud para gobernar. Vivo en un nivel de plenitud absoluto, vivo mi presente y futuro, quién se sienta muy sano y quiera ver cuánto aguanto, lo reto que venga a trabajar conmigo una semana a ver si aguanta”, sostuvo.

En entrevista con el comunicador Enrique Núñez para Intolerancia Diario, enfatizó que más allá de su amputación del pie derecho, él no se siente que haya perdido ninguna de sus extremidades, además de que ha podido afrontar los enormes “retos” que afectan su movilidad, por ello, es que todos los días tiene más ganas para trabajar y ser el “mejor gobernante” que ha tenido Puebla.

“Te puedo decir que más allá de mi amputación del pie derecho y decirte que no me siento amputado de nada, he podido afrontar retos de vida enormes, en las condiciones de afectación de mi movilidad. Mis adversarios políticos me han querido dañar, con señalamientos  relacionados con mi salud y la tienen perdida, todos los días mienten y la tienen perdida”, puntualizó.  

Barbosa Huerta, aseguró que para él gobernar es un “estado de emociones”, él vive un estado de emoción al estar frente al Ejecutivo y lo disfruta enormemente y como toda persona se angustia, se tensiona por lo que pasa la sociedad poblana, no obstante, cada momento complicado lo disfruta y analiza para encontrar una solución a todos los problemas.

Reconoció que como gobernante a veces siente “impotencia” por todos los asuntos que pasan todos los días en temas de seguridad y corrupción que ocurren en la entidad poblana.

Sin embargo, dijo que en ocasiones tiene que alinearse al nivel de su competencia y posibilidades para hacer las cosas porque no todo se puede modificar.

En este sentido, dijo que él no se reíste a quedarse en la inercia para que el servicio público se modifique, ante esta situación es que ha tenido reuniones con su gabinete en donde les ha dicho que no han sido diferentes a las pasadas administraciones y como resultado de las autoevaluaciones les ha pedido ser un mejor gobierno.

Imagen