“No ambiciono candidatearme rumbo a 2024, Dios decidirá mi futuro”, asegura Ricardo Monreal

“No ambiciono candidatearme rumbo a 2024, Dios decidirá mi futuro”, asegura Ricardo Monreal

Por Fernando Castillo

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, aseguró que "no ambiciona”, ni existe algún “interés desmedido” en candidatearse para la presidencia de la República en 2024 y menos para dirigir el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido lopezobradorista.

En conferencia de prensa junto con 27 senadores de la República, para darle su respaldo al candidato a gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, sentenció que él está preocupado en la coordinación de los 59 legisladores en la Cámara Alta, pues indicó que es una carga muy pesada el analizar las iniciativas y reformas que ha impulsado en su agenda el gobierno federal, sin embargo, dejó en claro que después “Dios dirá cuál será su futuro político”.

“No, hago mi trabajo lo mejor posible, no hay una ambición de mi parte, ni interés desmedido de adelantar nada, lo que quiero es concluir mi coordinación en el Senado que es bastante pesada y después Dios dirá”, sostuvo.

El ex gobernador de Zacatecas y personaje cercano a Andrés Manuel López Obrador, explicó que él ya tiene 60 años y aseguró que está preocupado por “bien morir” y está más allá del bien y del mal, además aseguró que en comparación con el actual jefe del Ejecutivo quien tiene 72 años, él tiene otra consistencia en su salud y entre risas dijo que mientras a el mandatario federal lo “encaminaron en carreteras no pavimentadas, a mi me corrieron sin aceite”.   

“No tengo ninguna otra aspiración, lo que quiero decirles es que quiero bien morir, ya tengo 60 años y estoy más allá del bien y del mal”, puntualizó.

Ni lo mande Dios ser líder nacional de Morena

Respecto a buscar suceder a la presidenta del Comité Ejecutivo Nacional, Yeidckol Polevnsky, dijo “ni lo mande Dios”, ya que bastante tiene con ser un coordinador modesto de los 59 senadores en la Cámara Alta, pues aseguró que cada cabeza es un mundo, además del trabajo legislativo que hay en el Congreso de la Unión para impulsar reformas como la educativa y laboral.

“Ni lo mande Dios, si ustedes dice que me asumo como el líder de Morena, ni lo mande Dios, no no…bastante tengo con ser un coordinador del Grupo Parlamentario que de por si es una tarea muy difícil, somos 59 en Morena y cada cabeza es un mundo, una situación especial y quiero dedicarme de tiempo completo a coordinar a los senadores. No tengo ninguna aspiración y no soy líder de nada, soy un coordinador modesto que intento hacer bien mi trabajo”, remató.