Ofensivo que se videograben propiedades de contribuyentes

Ofensivo que se videograben propiedades de contribuyentes


En plenas fiestas del mes patrio, solo un fuerte grito de libertad atenuaría el disgusto que sufren contribuyentes, al saber que Hacienda podría videograbar su contabilidad, documentos y propiedades.

El motivo de la molestia es simple y grave: Que esa información llegue a manos equivocadas y sea mal usada en perjuicio de los causantes, aunque tal vez logre algo el Instituto Nacional de Acceso a la Información –INAI-, pues pide que se le deje participar en la discusión legislativa para hacer propuestas. Pero sobre todo, enfatizar que no se trate de esa manera a los contribuyentes.

El enojo es porque la propuesta del Servicio de Administración Tributaria -SAT – establece que los sabuesos de Hacienda puedan videograbar documentos y propiedades de contribuyentes con adeudo fiscal, y también como medida para evitar la evasión de impuestos.

Los meses que se vienen serán difíciles en lo económico y social, que además tendrán el aderezo del proceso político electoral. La economía no es boyante y la sociedad está muy sensible por el dolor que deja la crisis sanitaria. Y si Hacienda prevé que la recaudación fiscal no será en iguales montos que hasta antes del Covid19, con esos “tirabuzones” solo desalienta los planes de la planta productiva, que se enfilan hacia la recuperación de la economía.

A esa planta productiva, que está compuesta por miles de micro, pequeñas y medianas empresas, que además son marginadas de incentivos fiscales para la recuperación económica, en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021, no se le debe seguir viendo y tratando exclusivamente como causante de impuestos.

Y menos cuando el país tiene atravesada en su camino, una economía deteriorada por falta de producción y de ventas.

Si la intención del Servicio de Administración Tributaria, es evitar que se caiga la recaudación del tributo, tendrá que hacerlo precisamente con el uso de la tecnología y de su talento creativo, pero no usar cámaras, grabadoras y teléfonos celulares como presión e intimidación tributaria. Los contribuyentes merecen otro trato.

M E M O R A N D U M

CONSUMO LOCAL

Si quienes saben de vaivenes de la economía, vislumbran que su recuperación tendrá que darse por etapas, una de las primeras metas es alcanzar al menos, que se vuelva a mantener determinado equilibrio en la oferta y la demanda.

Ello permitiría la sobrevivencia de los negocios que seguirán en activo tras la pandemia. Ese equilibrio, digamos que iría salpicando a las demás actividades económicas.

Para ello se plantea al consumo local, como la opción que ayudará a este propósito. De ahí que más adelante surgirían temas como consumir lo que México –y tu región- produce; que el consumidor compre lo hecho en su estado y municipio, porque eso dará empleos e ingresos a la cadena productiva que incluye agricultores, artesanos, profesionales, transporte, servicios y procesos de comercialización.

Si es por ese lado, nos permitimos sugerir que se firmen y sellen compromisos, porque cuántas veces se ha impulsado al consumo local, da pena decir que pronto se olvidan acuerdos y se diluye el propósito principal que es apoyar a la economía local.

Con que ya lo sabe, carísimo lector, cómprele al panadero de su colonia, a la verdulería de la esquina y a la tiendita de Don Pancho.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

··